Si quieres recibir un correo cuando haya un nuevo post, escribe aquí tu mail.- CU

lunes, 25 de enero de 2016

Ley de Cunningham (o como obtener respuestas a tus preguntas) ;)





Hola a todos:

Tanto si eres un “primerizo” que se ha lanzado a la aventura de escribir su primer blog, como si eres un afamado periodista de un periódico de gran tirada internacional, tanto si eres un niño en sus primeros años de Educación Primaria, como si eres un científico galardonado con el premio Nobel, que domina siete lenguas y tienes seis doctorados, ES IMPOSIBLE SABERLO TODO y hemos de reconocer que en este aspecto internet nos presta un servicio impagable puesto que nos pone en contacto directo (o casi) con millones de personas que saben de los más diversos temas y la mayoría no tienen inconveniente en compartir su saber.

Cuando digo “la mayoría” lo hago con completo conocimiento de causa, pues no son pocas las ocasiones en las que planteé una pregunta en los más distintos foros (incluso la repetí  y repetí en un mismo foro lo que me ha acarreó alguna llamada de atención por parte de sus administradores ).

Partiendo de la base de que hay foros en los que sus usuarios responden rápidamente, con la mayor celeridad posible y dándote  una respuesta clara y concisa que soluciona tus dudas respecto al tema que preguntabas previendo las posibles dificultades que se te puedan presentar e incluso dándote ya la solución a las mismas, HAY OTROS FOROS (no voy a dar direcciones, pero seguro que todos tendréis en mente algunos de a los que puedo hacer referencia) en los que si planteas una pregunta, duda o inquietud…. NADIE TE VA A DAR LA SOLUCION,pero, si utilizas la Ley de Cunningham te van a dar soluciones hasta cansarte.

Entonces, que defiende la  “LEY DE CUNNINGHAM”:
Pues simplemente que si buscas una respuesta rápida a una duda que tengas, no pierdas el tiempo preguntando, solicitando ayuda o rogando que te echen una mano, en lugar de eso ESCRIBE LA RESPUESTA EQUIVOCADA Y VERAS COMO  “los druidas del conocimiento” SALDRÁN DE SUS PROFUNDAS CUEVAS Y MORADAS PARA EXPLICÁRTELO.

Haz la prueba, escribe una entrada en tu blog o un comentario en un foro o en una red social sobre algún tema, el que sea. Lo único que debes tener en cuenta es que escribas lo que escribas, debe ser erróneo. Si es un tema popular es posible que tengas más feedback y el tono sea algo más “amable”, pero si es técnico (especial atención a los temas científicos) aparecerán esos druidas de los que hablábamos, personajes que han estado años aguardando ese momento, viviendo detrás de tu pantalla, esperando el momento en el que fallas para darte tu merecido.               

Esto es la Ley de Cunningham en la red, la fórmula infalible que nos dice que la mejor manera de conseguir una respuesta a una pregunta en Internet no es preguntando, sino escribiendo una respuesta equivocada

. De paso, es una regla que deja a las claras lo "miserables" que podemos llegar a ser a veces. Una falta de ortografía, una mala traducción de una palabra, una información errónea… cualquier pequeño defecto en la escritura puede desembocar en un apocalipsis digital contra tu persona que rebajará tu ego (o eso es lo que intentarán) y sumará puntos hacia el paraíso de los listillos que te han respondido.

Les puedo contar un caso particular gracias al que yo descubrí la utilidad de esta ley:

Hace ya algunos (bastantes años) me di cuenta que comprar cassettes (este soporte era “lo último de lo último” por aquel entonces) para clases de aerobic no salía a cuenta, porque con una mesa de mezclas (no hacía falta que fuera “profesional”) y canciones que grababas de “Los cuarenta Principales” pues te podías poner a hacer/editar tus propias sesiones.



Bueno, eso era lo que me pensaba yo, porque los cortes de una canción a otra, rompían el ritmo totalmente y no sabía como cuadrar la mezcla, como hacer el paso de una canción a otra de una forma “melódica” y que me permitiera llevar el ritmo de la clase como yo quería.



Pues bien, después de preguntar, preguntar y preguntar no obteniendo respuesta de NADIE, me limité a aplicar la citada ley (Cunningham), poniendo en un foro un mensaje en el que daba una “esplicacion sobre como acer una sésion de dijcoteca para husar en una clase de aerobic” para que me llovieran mensajes de todos sitios (había algunos que se limitaban a ponerme de ignorante para arriba por mi caligrafía, otros me decían simplemente que con mi método no conseguiría nada pero unos cuantos, después de decirme ,eso sí, que mi método tenía fallos, fallas y “errores” por todas partes, se dignaban bajar al reino de los simples mortales para explicarme la forma de hacerlo.

CONCLUSIÓN…. “Tú sabes que no eres tonto y si hace falta demostrar lo contrario … PUES SE DEMUESTRA”  (“Ande yo caliente, y ríase la gente” porque “Quien ríe el último ríe dos veces   (o tres, o cuatro, o…..”)

Un saludo     (CREDITS TO GIZMODO)